Investigador de CESIEP comenta en Radio Agricultura los avances del gobierno en el sector agrícola

248
Gustavo anriquez
  • Nuestro investigador asociado Gustavo Anríquez, profesor del Departamento de Economía Agraria de la Pontificia Universidad Católica, doctor en Recursos Económicos y Naturales de la Universidad de Maryland, y ex economista del Departamento de Economía de Desarrollo Agrario de la FAO, participó en programa El Agro de Radio Agricultura, conducido por el periodista Francisco Contardo y especializado en la industria agrícola.

El manejo del recurso hídrico y el atraso en la administración de recursos humanos en la agricultura, deberían ser dos de los puntos más importantes a trabajar en el futuro próximo por el aparato estatal, según comentó Gustavo Anríquez durante la emisión del programa radial El Agro de la semana pasada.

Anríquez fue invitado para comentar la cuenta pública del pasado 1 de junio de la Presidente Michelle Bachelet y entregar sus opiniones sobre cómo se abordan el tema del agro desde el Gobierno.

Te dejamos aquí los audios para que puedas escuchar la entrevista completa y más abajo, un resumen de los aspectos más importantes de la conversación.

Primera parte:

Segunda parte:

Durante la cuenta pública del 1 de junio pasado, la presidente Bachelet hizo tres menciones a las gestiones y avances de su gobierno al mundo del agro: certificación de alimentos orgánicos; la provisión de agua (construcción de embalses); y el apoyo a la agricultura campesina familiar (algo clave según Anríquez, como un apoyo a las familias que lo necesitan, que también es un apoyo a su productividad). Para el sector agrícola estas tres menciones dejan un gusto a poco.

Es importante considerar al sector agrícola en su dimensión socioeconómica, más allá del campo mismo, incluir a la agroindustria y el sector agroalimentario. “Nuestra importancia social económica es mucho más que un 6% del PIB”, comenzó comentando Anríquez.

Para el economista agrario, uno de los temas claves que no se mencionaron, fue el tema del empleo en el sector agrícola. A medida que la agricultura se va sofisticando y orientando a cultivos de mayor valor, la mano de obra también debería ser más cuidadosa y sofisticada, “esta operación debe ser más moderna, no solo en la parte administrativa y logística, sino también en el área de recursos humanos”. Por esto, se debe mejorar tanto en el trato a los trabajadores, como en el tema del salario.

Respecto al énfasis que la presidenta Bachelet hizo en el tema del agua, ya que durante su Gobierno se triplicó el número de embalses, Anrpíquez comentó que no bastaba con emblases para el manejo eficiente de este recurso fundamental para el agro. A su juicio hace falta una visión a largo plazo y más sistémica, con mayor preparación ante fenómenos climáticos naturales que no podemos evitar, como una larga sequía, o el avance del cambio climático. “No estamos perdidos, pero sí hay que mirar al futuro. Hay que prepararse ante los riesgos que esto implica, necesitamos la infraestructura para esos eventos climáticos que naturalmente ocurren cada 30 años y además, inversión para los efectos del cambio climático”.

“Sabemos hacia dónde va la micro, seguimos implantando más de esta agricultura de mayor valor, que nos trae más dólares, que es buena, pero que es más intensiva en agua, entonces tenemos que ser más eficiente en su uso, necesitamos más embalses y una legislación más moderna, esto tiene que estar en primera página de las discusiones del futuro, de qué es lo que tenemos que hacer”.

Respecto a la legislación del agua, “estamos atrasados, hay países como Australia que tienen un sistema de uso de agua mucho más avanzado, donde ellos dividieron los derechos de aguas en derechos de uso de canal, derecho a ración del recurso y venta del agua misma, y eso va acompañado de una infraestructura más sofisticada, para tener medidas volumétricas y que toda la contabilidad funcione”.

También a nivel de predios, Anríquez cree que no basta con los subsidios para la tecnificación del riego (riego por goteo), que si bien se han implementado con éxito adolecen de una mirada sistémica.  “No puede ser que si todos tuviéramos goteo, no se devuelva nada al lecho principal. Necesitamos que el sistema hidrológico funcione por completo, por eso hay que tener una mirada de sistemas,  porque si seguimos distribuyendo el agua y toda se va al micro riego, los cauces se secan, y el agua tiene que devolverse pues hay agricultores arriba y abajo del riego. El agua tiene que llegar abajo, no solo desde la perspectiva agrícola, sino desde la perspectiva ambiental, hay servicios ambientales que presta el recurso hídrico que tienen que cumplirse”.