Actores de gobierno, academia y sociedad civil identificarán las necesidades de conocimiento ambiental en Chile

458
  • La iniciativa “Necesidades del Conocimiento Ambiental en Chile” organizada por el Núcleo Milenio CESIEP y el Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad (CAPES UC), con el apoyo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) ha convocado a diferentes sectores: ciencia, gobierno, empresas, financistas de la ciencia y ONG, a identificar y priorizar los vacíos de conocimiento ambiental que hay en Chile, a fin de mejorar las políticas públicas para avanzar hacia un desarrollo más sostenible con base en evidencia científica.

El conocimiento y la evidencia científica deberían estar en la base del diseño de las políticas públicas, pero en la práctica es más bien excepcional y no algo cotidiano. La iniciativa “Necesidades de Conocimiento Ambiental en Chile” quiere fortalecer la interfaz entre ciencia y políticas, mediante la reflexión entre distintos sectores de la sociedad sobre las necesidades de conocimiento ambiental en Chile. Además, se ha invitado a algunos observadores regionales a que conozcan el proceso. Esta experiencia, inédita en Latinoamérica, se ha realizado en Estados Unidos, Reino Unido, Suecia y Canadá con resultados muy positivos.

Para Rodrigo Arriagada, director de CESIEP (Centro para el Impacto Socioeconómico de las Políticas Públicas), esta actividad “permite innovar en un marco de discusión democrática y participativa, que diagnostica y prioriza las necesidades de información ambiental de alta relevancia para los tomadores de decisiones, investigadores y la sociedad civil“. Y agrega, “Chile está en un momento crítico para reflexionar sobre el rol social de la ciencia en la toma de decisiones y amplios sectores han enfatizado la urgente necesidad de aumentar la inversión del país en ciencia.”

Científicos, tomadores de decisiones, empresas, financistas de ciencia y la sociedad civil operan en mundos diferentes, a ritmos distintos y con diferentes prioridades. Esta iniciativa genera una mejor comunicación entre actores para definir prioridades para mejorar las políticas y programas de conservación y uso sostenible del patrimonio natural. Fabián Jaksic, director del Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad, considera que ésta es “una oportunidad para dialogar entre sectores en torno a los desafíos ambientales del país, y para los investigadores en especial, de involucrarse en temáticas de sociedad desde su experiencia”.

Joseluis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL, recalca el carácter innovador de esta experiencia, tanto para Chile y Latinoamérica, “La región invierte relativamente poco en innovación y desarrollo tecnológico y por ello apostar por un nuevo estilo de desarrollo implica crear coaliciones en torno a una visión estratégica y participativa de la inversión en ciencia, conocimiento y tecnología. Esta iniciativa propicia la confluencia de sectores que no suelen dialogar entre sí y esperamos que sea muy positiva.

Las necesidades de conocimiento que se buscan definir son de tres tipos: vacíos de evidencia científica; áreas donde la evidencia existe, pero no está disponible para el tomador de decisión; y áreas donde la evidencia es controversial.

El taller donde se discutirán y votarán las principales necesidades de conocimiento ambiental será realizado este 23 de noviembre y será dirigido por Neal Haddaway y Jacqui Eales, del Stockholm Environment Institute, expertos en políticas ambientales basadas en evidencia y en las metodologías de investigación para diseñarlas. Aquí se trabajará en base a una lista de prioridades de conocimiento ambiental, resultado de las primeras etapas de este proyecto, que contemplaron un cuestionario abierto y una votación en línea a 100 representantes de los distintos sectores ligados a temas ambientalmente relevantes.

Como paso final, se elaborará un documento con las necesidades de conocimiento ambiental del país, el que se entregará a las nuevas autoridades de gobierno, además de difundirse en medios de comunicación y científicos.