Académicos Cristián Echeverría y Alejandra Engler presentan resultados de estudio para identificar biodiversidad y restaurar ecosistemas en la Región del Maule

511
  • El proyecto, financiado por el Ministerio del Medio Ambiente y ejecutado por las Universidades de Concepción y de Talca, identifica las zonas prioritarias para la conservación de la biodiversidad, la restauración y el manejo sustentable del territorio maulino, fuertemente afectado por los incendios forestales de los últimos años.

(Talca, 9 de noviembre de 2018). Tras 11 meses de intenso trabajo, fueron dados a conocer los resultados del estudio “Planificación ecológica de la infraestructura ecológica de la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos y programa regional de prioridades de restauración ecológica en el contexto de los incendios 2016-2017 de la Región del Maule”, que identifica las zonas de alto valor de biodiversidad y provisión de servicios ecosistémicos para su conservación y manejo sustentable del territorio maulino, así como también un plan regional de restauración.

El estudio se enmarca en el contexto de los incendios ocurridos durante 2016 y 2017 en la región y que afectaron más de 279 mil hectáreas, agravando la condición de los ecosistemas y haciendo urgente la implementación de acciones de restauración, además de incorporar estrategias de adaptación al cambio climático.

La actividad, efectuada en el Centro de Extensión de la Universidad de Talca, contó con la asistencia de actores del sector público, privado, académicos, ONGs y comunidades locales, quienes fueron parte de una serie de talleres participativos, de capacitación y de validación de resultados desarrollados durante el curso del estudio. Además del equipo técnico del proyecto, liderado por el Dr. Cristian Echeverría, académico de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción y Director del Laboratorio de Ecología del Paisaje (LEP) de esta casa de estudios, y la Dra.  Alejandra Engler, académica del Departamento de Economía Agraria de la Universidad de Talca y Directora Alterna del Núcleo Milenio CESIEP.

Para la Dra. Engler, “la creciente degradación de los recursos naturales no es indiferente a nadie y cada vez existe más preocupación por recuperar el medio en que vivimos. En este sentido -destacó-, este estudio es una iniciativa muy importante porque analiza a escala regional donde priorizar áreas de restauración que respondan a zonas de degradación pero también de demanda de servicios ecosistémicos y biodiversidad”, puntualizó.

LA NECESIDAD DE UNA RESTAURACIÓN A GRAN ESCALA

El estudio evaluó tres aspectos: la biodiversidad de la región, los servicios ecosistémicos más demandados por los actores del territorio, y las oportunidades de restauración.

Posteriormente, y en base a ello, se diseñó una Infraestructura Ecológica para la región completa, que propone áreas de uso sustentable, áreas núcleo para hábitat de especies nativas y provisión de servicios ecosistémicos y áreas de conectividad biológica

De acuerdo con el Dr. Cristián Echeverría, la finalidad del diseño de una Infraestructura Ecológica es proponer una red interconectada de zonas que en conjunto contribuyan a mantener la biodiversidad en todos sus niveles, las funciones clave de los ecosistemas y la provisión de servicios ecosistémicos que las personas demandan, con el objetivo de asegurar la sustentabilidad del paisaje, la conservación de la biodiversidad y el bienestar humano.

Según señaló el investigador, el análisis de la infraestructura ecológica actual mostró que, si se quiere avanzar hacia la sustentabilidad del paisaje, es necesario gestionar un plan de restauración a gran escala, debido al estado en que se encuentra la región. Desde el punto de vista de la biodiversidad y la provisión de servicios ecosistémicos, el paisaje no es capaz de mantener la viabilidad futura de las poblaciones de especies nativas que habitan la región, como tampoco garantizar la provisión de servicios ecosistémicos en un contexto de cambio global, explicó.

En este escenario, la infraestructura ecológica se diseñó considerando las necesidades de restauración para cumplir los objetivos identificados por los actores locales, las necesidades de conservación de la biodiversidad y la demanda de servicios ecosistémicos.

RESULTADOS PRINCIPALES

Los talleres participativos relevaron que se busca conservar principalmente los ecosistemas naturales remanentes, seguido de especies amenazadas de la Región. Las áreas que representan los más altos valores de biodiversidad (endemismo, vulnerabilidad, representatividad, entre otros) se concentran en la zona andina, las cuales representan un 10% de la Región. En la Costa, cerca de 96 mil ha poseen atributos ecológicos de alto valor.

Las mayores extensiones de ecosistemas que proveen los servicios ecosistémicos más demandados se concentran en la zona andina, con cerca de 235 mil ha, y representados principalmente por bosques naturales. El paisaje costero provee una menor capacidad y extensión de los servicios ecosistémicos demandados por los actores.

Las áreas de valor ecológico (alta biodiversidad y mayor provisión de servicios ecosistémicos demandados) que actualmente existen en la Región del Maule suman 312 mil ha. Casi la mitad se concentra en la zona andina y en menor medida en el valle central.

Las oportunidades de restauración de Maule se concentran en la zona costera con aproximadamente 312 mil ha. Los principales objetivos del plan de restauración son recuperar los servicios ecosistémicos de regulación hídrica, productividad de suelo y hábitat de especies amenazadas. Para cumplir esos objetivos es necesario restaurar 400.000 ha, es decir, el 36% del paisaje costero, el 4% del paisaje de la Depresión Intermedia y el 3.6% del paisaje de Los Andes. En total, es necesario lograr restaurar aproximadamente el 14% de la Región del Maule.

Más información: lep@udec.cl