“Mis abuelos me lo contaron”: abierta al público exitosa exposición de memes con narrativas sobre las aves y el bosque

627
  • Los memes, creados por niños de La Araucanía de entre 6 y 11 años, representan historias del territorio sobre las aves y el bosque templado andino, y son resultado de un estudio sobre los vínculos intergeneracionales para la valorización del patrimonio biocultural.
  • La exposición estará abierta al público hasta el 19 de diciembre en el Hall del Campus Villarrica UC, y entre el 21 y 30 de diciembre en la Casa de la Cultura de Pucón.

(11 de diciembre de 2018) Con gran éxito se ha desarrollado la exposición “Mis abuelos me lo contaron”, basada en memes creados por niños de entre 6 y 11 años de escuelas de La Araucanía.

La muestra es resultado del proyecto Explora Conicyt “Mis abuelos me lo contaron: las aves y el bosque como vínculo intergeneracional para la valorización del patrimonio biocultural”, adjudicado por un grupo de profesionales del Centro de Desarrollo Local de la Pontificia Universidad Católica Campus Villarrica, y dirigido por el académico UC e investigador de CESIEP, Tomás Ibarra.

La exhibición está compuesta por 22 “memes positivos”, cuyos autores son alumnos de las escuelas Quelhue, Antu Mahuida y Loncofilo, de Pucón y Curarrehue, en la Región de La Araucanía, quienes entrevistaron a sus propios abuelos para registrar historias del territorio, materializando este proceso en memes que representan las narrativas recopiladas. A ello se suman audios con el registro de las entrevistas realizadas por los niños.

HACIA LA EXTINCIÓN DE LA EXPERIENCIA BIOCULTURAL

Según explican los investigadores a cargo del proyecto, en las últimas décadas los niños están interactuando cada vez menos con su biodiversidad local, lo que podría tener consecuencias negativas para la conservación. Este proceso, conocido como “la extinción de la experiencia biocultural”, es gatillado, entre otros, por factores como el desarrollo tecnológico acelerado y los hábitos sedentarios, los que no sólo producen una falta de vinculación con la biodiversidad local, sino que también, promueven una falta de conexión de los niños con la experiencia de sus abuelos y abuelas, quienes cumplen un rol fundamental como repositorios de conocimientos -entrelazados con prácticas y creencias-, sobre el territorio y sus significados.

En este sentido, la iniciativa buscó facilitar diálogos intergeneracionales entre los niños y sus abuelos, utilizando para ello a las aves y el bosque como elementos fundacionales de narrativas locales sobre los cambios ocurridos en el territorio.

El proyecto contempló el co-diseño e implementación de un ciclo de cinco pasos, los que incluyeron talleres de historia natural, prácticas locales y cuenta cuentos; caminatas y entrevistas de los niños a sus abuelos; sistematización, análisis e ilustración del contenido de las entrevistas a través de memes de las narrativas; organización de encuentros o “diálogos de la memoria’; y la difusión a la comunidad.

“En el proceso encontramos que las aves, el bosque y los abuelos, junto con la memoria socio-ecológica que ellos albergan, están tejidas en redes complejas asociadas a prácticas socio-culturales, ecológicas y políticas”, señala el director del proyecto, Tomás Ibarra. “Es a través del cultivo de esta memoria socio-ecológica que los niños se conectan con la herencia biológica y cultural de sus territorios. Este proyecto nos enseña que la experiencia y memoria de los abuelos debe ser valorada para enfrentar el proceso de extinción de la experiencia biocultural”, concluye.

La exposición “Mis abuelos me lo contaron” estará abierta al público hasta el 19 de diciembre en el Hall del Campus Villarrica UC, y entre el 21 y 30 de diciembre en la Casa de la Cultura de Pucón.

 

 

 

 

Fotografías gentileza Comunicaciones UC Campus Villarrica.

VER TODAS LAS NOTICIAS